martes, 13 de abril de 2010

Ojo con los flashes

Este anuncio de Nikon D700 hecho por Cheil Worldwide se encontraba en un pasillo del metro de Seúl (Seúl Sindorim). Con un sensor de movimiento consiguieron que cada vez que un transeúnte pasara por delante se sintiera inundado por los flashes de los fotógrafos representados en la valla publicitaria. De este modo, se daba a entender que era una cámara profesional, y hacía que aquella persona se sintiera como una celebridad. La alfombra roja que se colocó especialmente para el anunció ayudó a crear ambiente.

El anuncio fue premiado en Cannes con un León de Bronce, y demuestra que publicidad y tecnología pueden ir también de la mano.



Fuente: www.creativossinideas.com

Anna Martorano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada