jueves, 6 de mayo de 2010

Un pequeño tobogán...

Un ejemplo de cómo una acción de e-mailing puede ser MUY creativa. Antes que nada, mejor pinchad aquí. Se trata de la publicidad para Insano, el nombre de la atracción acuática que se encuentra en el parque Beach Park, en Brasil.

Considero que se trata de una pieza muy efectiva, que consigue un impacto "emocional" (dado por la interactividad de la misma, por tener que bajar tú mismo por la imagen) muy fuerte. Realmente consigue transmitir la sensación de que el propio internauta está bajando el tobogán. Y esto con tan sólo una imagen muuuuuuuuuuuuuuuuy alta (11.912 píxeles).

María Pérez González

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada